AYUNTAMIENTO
SANTA LUCÍA DE TIRAJANA

HISTORIA DEL MUNICIPIO

Santa Lucía de Tirajana es un municipio del sureste de la isla de Gran Canaria, cuya población ha protagonizado en los últimos 40 años una importante evolución social, triplicando su número de habitantes, partiendo de una situación con unas condiciones socioeconómicas muy duras, basadas en la dedicación principal a la agricultura y sector primaria.

 

Hoy es una ciudad de referencia en el desarrollo de una economía sostenible y respetuosa con el medioambiente, que ha sido reconocida con premios internacionales, formando parte junto a los municipios de Ingenio y Agüimes de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria.

 

Santa Lucía ha tenido desde sus orígenes dos zonas diferenciadas: la interior, donde se sitúa la capital, Santa Lucía con parajes vegetales llenos de verdor, tradición y cultura; y la zona de costa, donde se despliega el principal núcleo comercial del municipio.

 

El espacio que ocupa 61,55 kilómetros cuadrados, se caracteriza por la concurrencia de materiales volcánicos antiguos y recientes, lo que da lugar a una zona superior de montaña muy accidentada, donde se encuentra el Barranco y la Caldera de Tirajana, y una amplia llanura costera en la que destaca la Playa de Pozo Izquierdo.

En Santa Lucía, la cultura y el patrimonio se manifiestan en rincones como La Fortaleza, donde las crónicas podrían situar los últimos días de la conquista de Canarias; iglesias que han visto pasar el tiempo imperecederas, como la de Santa Lucía, o molinos que fueron un importante recurso económico en otros tiempos.

 

Los espacios naturales de esta zona de la isla muestran palmerales extensos que discurren por senderos antiguos, hondos barrancos y paisajes espectaculares que no pasarán desapercibidos a los ojos del visitante